Buscar por fecha
Un buen caddie, un buen partner
Nueva columna de Desirée Soulodre
Foto por: Sebastián Miranda

Aunque en franca extinción, los buenos Caddies siguen jugando y muy bien. Con la llegada de los carros eléctricos, y que en las categorías juveniles se fue limitando el apoyo de ellos, cada día vemos menos Caddies en los clubes. Van quedando los más viejos, a los que conocemos hace años, otros ya no están con nosotros, pero por generaciones se han convertido en la fuente de toda la sabiduría golfística chilensis. Nos conocen, nos aguantan, nos tranquilizan, nos paran cuando queremos hacer estupideces, nos recogen cuando no somos nadie, y son capaces con sus consejos, de ayudarnos a alcanzar el triunfo.

Jugar en una cancha, con greens muy locales, con la ayuda de un buen Caddie, es bien distinto. Es la diferencia entre meter o no todos esos putts de tres metros o menos, y el que juega sabe que esos palos pueden hacer una gran diferencia.

Nada mejor que jugar con un buen Caddie. Yo no lo hago más seguido solo por un tema de presupuesto, pero ahora que estoy “Grande”, después de varios días de jugar 18 hoyos simplemente no me da el cuero y me doy un gusto.

En octubre pasado cuando gané el Sudamericano Senior, tengo claro que, sin el apoyo y asesoría de México, no lo habría logrado, o claramente habría sufrido mucho más. Como todo en la vida, nada se logra solo, siempre hay alguien más con quien hacer equipo, y en el Golf claramente, un buen Caddie puede ser tu mejor partner.

Publicado el 11 de junio, 2019
Patrocinadores
Síguenos en